Fin de curso para los Arciprestazgos de Sardina-Vecindario y Agüimes-Ingenio

Territorio - Arciprestazgo Sardina Vecindario

Los arciprestazgos de Sardina-Vecindario y Agüimes-Ingenio cerraron el curso en días recientes haciendo una valoración de los últimos 12 meses y tratando de aprender de los aciertos y errores para poder ofrecer un mejor servicio a quienes más lo necesitan tras el verano.

El pasado sábado 6 de julio, en la casa rural El Rincón de Loli, en Tenteniguada, tuvo lugar el encuentro celebrativo para cerrar el curso arciprestal de Cáritas Sardina-Vecindario. El día comenzó a primera hora de la mañana con la Celebración de la Palabra, que fue preparada por Manoli, hermana de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús y fiel acompañante del grupo de Cáritas de Balos, quien propuso una celebración muy alegre y participativa.

El protagonismo posterior lo asumió la Comisión de Trabajo de Calle, creada durante estos últimos 12 meses. En este espacio, las compañeras que forman parte de la Comisión mostraron al resto el bonito trabajo realizado y aportaron una buena descripción del objetivo de la comisión. Esta exposición consistió en la devolución a toda la Cáritas Arciprestal, tanto de los frutos recogidos como de las dificultades encontradas y, de paso, animar a otras personas voluntarias a que se incorporen a este equipo de trabajo.

También dio tiempo de cocinar en equipo una maravillosa fideuá, montar la mesa bajo el verde parral y disfrutar de una comida en buen tiempo y mejor compañía, precedida de una sobremesa acompañada de tiempo de café con un repaso de fotos, con lo que se pasó de forma más agradable el rato.

El voluntariado de Cáritas Arciprestal de Agüimes -Ingenio eligió para su cierre anual, el miércoles 26 de junio, y lo hizo en la Ermita de Espinales.
La dinámica recayó en su técnica de zona, Raquel Quintana, y por el cura acompañante, Jesús Vega, quien les propuso un cierre de curso desde el agradecimiento a la labor que ellas, como personas voluntarias, han realizado durante estos meses.
El agradecimiento también iba dirigido a Dios pero de una forma muy amena y entretenida. Se trató de la representación de un trocito de Evangelio a través de una dinámica de roll-playing que prepararon en grupos y que posteriormente expusieron después a todos los compañeros y compañeras.

El texto del Evangelio a representar  fue Colosenses 3:12-17. A este rato se le puso una nota musical con la canción “La señal” de Juanes y una nota de color con una sesión de fotografías del voluntariado de Cáritas Arciprestal Agüimes-Ingenio.
Como no podía ser de otra manera, no faltó el tiempo para compartir en torno a la mesa, con una fresca y gustosa merienda de verano.
 

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre nuestra política de cookies, pincha aquí política de cookies.

Acepto las cookies de este sitio.