Trabajadoras invisibles ¡unámonos! Manifiesto Día Internacional del Empleo Doméstico

Este 30 de marzo conmemoramos el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar. Desde 1988 y a partir de una iniciativa de mujeres latinoamericanas, las trabajadoras del hogar de todo el mundo, destinamos este día a:

Denunciar las situaciones de precariedad que todavía existen.

Celebrar los logros alcanzados.

Reivindicar ante la sociedad los derechos a los que todavía no tenemos acceso.

Este año, desde Cáritas Diocesana de Canarias, queremos centrar la atención en la paradoja que existe en la situación de las trabajadoras del hogar. Por un lado, se reconoce su vital importancia para el funcionamiento de la sociedad. Somos, sin duda, el “motor social”, sin nuestras atenciones y cuidados la sociedad no podría funcionar. Pero a la vez, según fuentes oficiales, seguimos siendo uno de los colectivos que más padece la precariedad laboral por el aislamiento en el trabajo, la economía sumergida, el pago injusto, la falta de contratos y la precariedad de los existentes, la excesiva carga laboral, las jornadas interminables, la baja cualificación, etc.

Es por eso que, este año, queremos invitar a la sociedad a que cambie su mirada sobre el empleo doméstico y reconozca la importancia de la labor que desempeñamos las trabajadoras del hogar. Tenemos derecho a unas condiciones laborales que, aun estando reconocidas legalmente, están muy por debajo de las condiciones que tiene el resto de trabajadores.

Por ello, reivindicamos que se cumpla lo estipulado en la reforma laboral de 2011, tanto para las empleadas del hogar como para las trabajadoras internas, para que puedan acceder al mercado laboral en las mismas condiciones que el resto de trabajadores/as en materia de salario, descanso, vacaciones, derechos y deberes. Pero, sobre todo, reclamamos que se derogue la enmienda 6677, que retrasa la entrada de nuestro colectivo en el régimen general de la Seguridad Social, desestimando así el derecho a desempleo.

También exigimos a la administración pública un mayor compromiso en la atención a las necesidades de las personas que necesitan de los cuidados  y sus familias.

Por último, queremos poner en valor nuestra capacidad como colectivo unido para reivindicar nuestros derechos laborales y unas condiciones dignas. Nuestro trabajo es imprescindible para la sociedad.

 

Firmado:

Cáritas Diocesana de Canarias y las personas participantes del Área de Empleo

Actualizado (Jueves, 28 de Marzo de 2019 14:28)

 

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre nuestra política de cookies, pincha aquí política de cookies.

Acepto las cookies de este sitio.