Medio centenar de personas termina su formación para favorecer su acceso al mercado laboral

El pasado 30 de Noviembre, el Programa de Empleo de Cáritas Diocesana de Canarias ponía fin, en las instalaciones del CICCA, a las acciones formativas que tenían como objetivo mejorar las competencias personales y profesionales de los participantes para favorecer su acceso al mercado laboral, que comenzaron el pasado  8 de octubre, y  en el que han participado un total de 52 personas. Estas acciones; cofinanciadas  por el Fondo Social Europeo, el Ministerio de Sanidad Política Social e Igualdad e Ibercaja; tienen como finalidad favorecer la inserción sociolaboral de las personas  en riesgo de exclusión social.

 

A lo largo de este año 2012 se ha visto que las políticas de empleo y las iniciativas administrativas en este ámbito exigen redoblar los esfuerzos para formar a la población en riesgo de exclusión para aumentar sus oportunidades de acceso al mercado laboral.

Teniendo en cuenta los datos abrumadores que mes tras mes se publican sobre la tasa de paro, temporalidad, etcétera, así como la realidad de las personas que llegan hasta nuestros Servicios de Orientación Laboral, para Cáritas la formación es una opción indispensable. La formación contribuye no sólo a mejorar las competencias personales y/o profesionales para la incorporación de las personas al mercado laboral, sino también a diversificar su perfil profesional. Pero a la vez refuerza la autoestima, supone una motivación, abre una esperanza en el futuro e incorporación un sentido a los proyectos personales de personas que han quedado fuera del mercado socio laboral por la situación de crisis económica.

Estas acciones han tenido una duración total de 206 horas, distribuidas en  Formación Complementaria (habilidades sociales, técnicas de búsqueda de empleo, manipulación de alimentos, prevención de riesgos laborales); Formación Transversal (sensibilización medioambiental; igualdad de oportunidades; alfabetización informática) y 138 h de Formación Ocupacional Básica.

Gracias a ellas 11 personas han recibido formación en operaciones básicas de cocina; 14 en operaciones básicas de Restaurante Bar; 15 en Agricultura ecológica y 12 en dependiente de comercio y  han realizado prácticas en empresa para darse a conocer como empleados potenciales para futuras contrataciones. La mejor prueba de la efectividad de las mismas es que 8 personas han sido contratas.

En este momento todos debemos reflexionar y definir nuevas formas de coordinación y colaboración entre el tercer sector y las entidades públicas y privadas para atender a las crecientes necesidades sociales motivadas por los altos índices de desempleo, fracaso escolar, precariedad laboral, economía sumergida, etcétera. Todo ello acentuado en la sociedad canaria por la insularidad, lo que está teniendo por consecuencia un aumento alarmante de la población en riesgo de exclusión social.

 

Actualizado (Miércoles, 27 de Junio de 2018 08:24)

 

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre nuestra política de cookies, pincha aquí política de cookies.

Acepto las cookies de este sitio.