Próximos Eventos
Último mes Mayo 2019 Mes siguiente
L M X J V S D
week 18 1 2 3 4 5
week 19 6 7 8 9 10 11 12
week 20 13 14 15 16 17 18 19
week 21 20 21 22 23 24 25 26
week 22 27 28 29 30 31
Memoria Institucional

Publicaciones

Hoja arciprestal.


Revista Gente de Cuidado

Demandas de Voluntariado

Síguenos en:

Cáritas Diocesana de Canarias en FacebookYoutube de Cáritas Diocesana de Canarias en Facebook Cáritas Diocesana de Canarias en Twitter

¿No visualizas la web correctamente?

pincha aquí

La falta de vivienda digna y las limitaciones a la salud empeora la realidad de las Personas Sin Hogar

Áreas y Proyectos Diocesanos - Área de Vivienda

Más de 150 personas se concentraron esta mañana entre Triana y el Parque de San Telmo, en Las Palmas de Gran Canaria, bajo el lema “Nadie sin salud. Nadie sin hogar”, para reivindicar mayor atención, respeto y protección a los derechos de las persona en situación de “sin hogar”, unos días antes de la celebración del Día de las Personas Sin Hogar, que tiene lugar el día 24 de noviembre. Fátima Díaz, secretaria general, explicó que: “en el primer semestre del año, desde nuestros proyectos específicos, hemos atendido a 738 personas en esta realidad, y 544 desde las parroquias (1.282 personas en total), lo que supone un incremento de 379 personas, o lo que es lo mismo, un crecimiento superior a 40%”.

 

 

La portavoz de Cáritas Diocesana de Canarias insistió en que “las situaciones de ‘sin hogar’ están cambiando, fundamentalmente porque el aumento de familias que por la ausencia de recursos se quedan sin vivienda y se ven abocadas a vivir en la calle”, y puso el ejemplo de “los desahucios como una de las acciones que están provocando un incremento de personas que se quedan sin hogar y a los que se les aboca a un drama”.

En este sentido señaló que “por el riesgo que esto comporta, consideramos que el derecho a una vivienda digna debe ser un hecho real y material, y no sólo una declaración de intenciones”.

Explicó que “la clave para la reinserción social de las Personas Sin Hogar no es tanto el empleo como la vivienda. Al carecer de una vivienda estable y adecuada, las personas que viven esta realidad se ven forzadas a adoptar estilos de vida que les impiden desarrollar una actividad laboral convencional –descansar adecuadamente, lavar la ropa, protegerse del clima, asearse, tener espacios de ocio…-. El acceso a la vivienda es prioritario para ellas. Para poder obtener y conservar un empleo es necesario contar, previamente, con un alojamiento estable. Por tanto, es por ahí por donde debemos empezar a solucionar una situación tan injusta como grave”.

Perfil

El perfil de las personas atendidas es el siguiente: mayoritariamente hombres (un 79,27%), que viven solos (84,07%), en la calle (38,99%), con una edad comprendida entre los 30 y 49 años (55,67%), con un máximo nivel de estudios de primaria (58,91%), con problemas de salud o adicciones (48,10%), en situación de desempleo (93,5%), sin ingresos (51,87%), de nacionalidad española (62,83%).

En cuanto al lema de la campaña “Nadie sin salud. Nadie sin hogar”, Fátima Díaz dijo:  “Desde Cáritas entendemos que salud, según el preámbulo de constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es ‘un estado completo de bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de dolencia o enfermedad’. Por tanto, la protección de la salud abarca al individuo y a sus circunstancias de manera global”.

A su juicio, la equidad obliga al Estado a garantizar la universalidad, gratuidad y el acceso de este derecho, a todos los ciudadanos y ciudadanas, pero de forma especial “debe velar por los más desfavorecidos”.

Dado que los problemas de salud pueden ser causa de la exclusión, o aparecer después (efecto), en ambos casos, las personas en situación de “sin hogar”, afirmó, “ven reducida su esperanza media de vida en 20 años respecto el resto de la población”.  En este sentido señaló que “las personas sin hogar presentan entre 2 y 50 veces más problemas de salud físicos que la población en general”.


Para Díaz, “muchas personas en situación de ‘sin hogar’ con trastorno mental no tienen diagnosticada su enfermedad o su diagnóstico no ha sido actualizado”, por lo que “la calle les agrava enfermedades crónicas o de salud mental”.

Indicó que “el estigma y la discriminación que sufren las Personas Sin Hogar en razón de sus enfermedades, los convierten ante la sociedad en personas ‘indignas’, y muchas veces esa es la causa de la discriminación que sufren y que les limita el acceso al Derecho a la Salud”.

Cáritas quiere manifestar que su compromiso es estar junto a las personas que más sufren y que son rechazadas por las actitudes sociales de quienes concentran la riqueza y especulan con la pobreza. Creemos firmemente en la potencialidad de las personas, y en su capacidad para poder integrarse, formar y trabajar por una sociedad más justa si se les acompaña en su proceso y reciben el apoyo necesario.

 
Hazte de Cáritas

Cáritas con Mozambique

Espacios Formativos

Plan Estratégico

Campaña Institucional

Campaña Sin Hogar

Cooperación Internacional

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre nuestra política de cookies, pincha aquí política de cookies.

Acepto las cookies de este sitio.